La importancia de la vacunación en los niños pequeños

Las vacunas son métodos de protección esenciales para la salud de los pequeños.

Aunque muchas veces los menores las odian o sienten angustia al pensar en ellas, son fundamentales para la salud. Estos componentes poseen microorganismos patógenos por lo general de la misma enfermedad de la que se quiere proteger al cuerpo. El fin de esto es la creación de anticuerpos, que brindaran inmunidad ante la afección. Las vacunas ayudan a la prevención de enfermedades como la varicela, viruela o la influenza AH1N! complicaciones que se mantienen controladas a través de la vacunación general.

No solo los niños necesitan de esta protección.adolescentes y adultos también necesitan vacunarse contra diversas enfermedades infecciosas. La certificación de que las vacunas sean seguras y cumplan con los estándares de calidad es una tarea fundamental para su elaboración y aplicación.

Por lo general, la defensa que nos brinda este método es bastante segura. Solo en ciertas ocasiones existen efectos secundarios que son leves y transitorios como somnolencia,inflamación,dolor al tacto y fiebre.

Entre las vacunas que se pueden aplicar se encuentran las siguientes:

Rotavirus: Esta afección provoca la mayor parte de las deshidrataciones en niños por diarreas y vómitos en niños menores de 2 años de edad. La administración de esta vacuna se realiza a los 2,4 y 6 meses de edad.

Hepatitis B: Se administra al nacer, luego a los 2 y 6 meses de edad.

Sabin: El objetivo de esta vacuna es prevenir la poliomelitis,una afección que origina la parálisis ,deformación en extremidades inferiores y atrofia muscular. Vienen en formato de gotas que se aplican a los 2, 4,6 y 12 meses de edad. Luego se aplican cada dos años hasta los 8 años de edad.

Neumococo: Evita infecciones asociadas al sistema respiratorio que desencadenan enfermedades como la sinusitis,meningitis,otitis y complicaciones pulmonares. Se administran a los 2,4 y 6 meses de edad, para luego aplicar refuerzos a los 12 y 15 meses de edad.

DPT: Consisten en vacunas contra la difteria, tétanos y tosferina, hepatitis Difteria e infecciones originadas por el virus de la influenza tipo B.Se administran a los 2, 4,6 y 8 años de edad. Mientras mayor es el niño, menores son los efectos secundarios similares a los de la vacuna DPT.

Aunque las vacunas en niños están previstas para evitar patologías es importante consultar a un médico en casos de enfermedades degenerativas como cáncer o algún tratamiento que pueda obstaculizar el efecto de estas 2 inyecciones.

Fuente: Fundación Carlos LLim.ClikiSalud.net.

(Leído 9 veces, 1 lecturas hoy)

Escríbenos, tu comentario nos interesa!

  • Estadísticas

  • Visitas

  • Contacto

  • Dirección: Rosa Rodriguez Jaén. Lic en Educación Inicial