El niño y los otros

Todos podemos opinar

Un hogar democrático en donde todos pueden opinar, en donde todos participan de la formulación de normas para la casa, es el ambiente perfecto para que el niño entienda las restricciones sociales, las acepte y las cumpla. Permítale entonces hacer parte de la formulación de las normas que establezcan. Esto lo hará sentirse responsable de ellas. Así le será más fácil comprenderlas y obedecerlas.

Se debe recordar que si el niño tiene voz y voto en el hogar. Aceptará mejor todas las decisiones tomadas en la familia. Practicar en casa la democracia ayuda más adelante a su hijo a adaptarse a otros grupos de los cuales formara parte.

No sea un guardián!

Los padres pueden contribuir mucho a que sus hijos formen amistades. Es muy importante que los adultos sean cordiales con los niños que su hijo invita a la casa. También es conveniente darles libertad de estar solos para que jueguen y se diviertan (si usted tiene miedo de que rompan algo, adecúeles un sitio para que esto no suceda.

Permítales que entre ellos mismos solucionen sus problemas y si usted ve que es necesario intervenir, pues hágalo. Hay que recordar que ellos prefieren estar sin la vigilancia de los padres cuando están jugando. DE esta forma usted le está permitiendo aprender a compartir con otros niños y al mismo tiempo a solucionar los problemas que en opinión suya él ya está preparado para enfrentar.

Estar con la gente!

El niño no nace sabiendo como espera la sociedad que él se comporte. Lograr esto requiere de todo un aprendizaje. Su hijo necesita que usted poco a poco le vaya enseñando las conductas que son aceptadas por la sociedad.

Es importante que los momentos que el niño comparta con otras personas sean agradables, si se realiza alguna visita a alguien conocido, se debe permitir que el niño salude e intercambie algunas palabras con los amigos de visita, se le debe estimular para que se motive a comunicarse con las personas.

Sea un buen ejemplo!

Si usted disfruta con la compañía de las personas, si le agrada invítelas a su casa, si se interesa realmente por ellas y les ayuda cuando lo necesitan, su hijo probablemente siga su ejemplo.

Te imito!

Su bebe puede imitar los sonidos vocales en los primeros meses de vida. Algunos imitan muy temprano. las acciones nuevas pero esto no ocurrirá diariamente.

Cuando tenga más edad, imitara algunos de sus gestos. Se notara un progreso continuo. A medida que imita sus acciones. Se cree que aun siendo muy pequeños, los bebes perciben las reacciones suyas, ellos sienten cuando usted tiene temor o rabia.

Ya, grandecitos, los niños aprenden a tener miedo ante las cosas a las que usted teme, aprenden a sentir ira y alegría en la misma forma en que usted lo hace.

La persona que lo cuida es un modelo para el niño. Sus sentimientos: alegrías, penas y ansiedades serán asimilados por el niño. Y luego sus propios valores como: honestidad,dependencia,responsabilidad influirán sobre los sentimientos que el niño desarrolle hacia los demás.

La imitación desempeña un papel importante en el aprendizaje. Pero más adelante su importancia es mucho mayor. Cuando él bebe comience a dar sus o primeros pasos, esperará y deseará su ayuda. Observar la forma en que se le ayuda, Es una de las mejores maneras de aprender. ¡Que rápido aprenden los niños! Que importante es para usted ese aprendizaje!

Disfrutar los libros!

Comience con hojear y leer seriamente un libro con su bebe cuando tenga 5 a 6 meses de edad. Cuando el niño crezca el interés ira aumentando.

A la edad de 4 años el niño es capaz de memorizar las palabras y repetirlas con usted.

Por razones prácticas usted necesitara seleccionar libros de cuentos con páginas gruesas que representen objetos familiares y contengan muchas letras.

Se deben emplear periodos cortos para la lectura, esto le ayudara a prestar atención.

Disfrute con su hijo esta experiencia, si no va a ser algo agradable para usted, mejor no lo haga!

Háblele acerca de lo bonito y simpático del libro. Es importante que usted como madre desarrolle en el niño sentimientos positivos por los libros. Identifique a su niño con el libro y dígale: Este es tu libro. No le imponga al niño el libro por la fuerza. No le diga: toma este libro y léelo. Durante mucho tiempo a él le gustara mucho leerlo con usted. Más adelante lo tomara de forma espontánea. Cuando su niño tenga 14 meses puede comenzar a leerle cuentos al acostarlo. Haga de la actividad de descanso un momento placentero, en esta actividad se pueden turnar el padre y la madre. Si usted valora y le gustan los libros, su bebe también gozara con ellos. Leerle a su bebe desarrolla el lenguaje y el amor por la lectura, esto influye posteriormente en su aprendizaje.

Rosa Rodriguez Jaen.Lic en Educación Inicial 3-11-2017.

Fuente: Los padres son maestros.

(Leído 8 veces, 1 lecturas hoy)

Escríbenos, tu comentario nos interesa!

  • Estadísticas

  • Visitas

  • Contacto

  • Dirección: Rosa Rodriguez Jaén. Lic en Educación Inicial