El insomnio en los niños

Cuando en los niños se presenta insomnio esto se debe a un mal aprendizaje del hábito de sueño correcto o de una actitud inadecuada de los padres para establecer una buena higiene del sueño.

Las manifestaciones mas frecuentes y características del insomnio conductual en la infancia son la incapacidad del niño para conciliar el sueño si esta solo con resistencia y ansiedad a la hora de acostarse, lo que conlleva un inicio del sueño retrasado o presencia de múltiples despertares y falta de mantenimiento del sueño una vez iniciado este.

Investigadores han descubierto que el insomnio en los niños se puede clasificar de dos maneras:

1-Insomnio por asociaciones inapropiadas con el inicio del sueño.
2-Insomnio por ausencia de límites establecidos.

En el insomnio por asociaciones inapropiadas con el inicio del sueño la mayoría de los niños necesita de ciertas asociaciones: mecerlos, darles comida, un objeto determinado, presencia de los padres para iniciar el sueño o para volver a dormirse cuando se despierta por la noche. En ausencia de esta condición del inicio del sueño se retrasa en forma significativa.

En el insomnio por ausencia de límites establecidos se encuentran conductas que reflejan resistencia al hecho de irse a la cama en forma de: protestas verbales, gritos,llanto,pelea, salirse de la cama,demanda repetitiva de atención o comida o cuentos. En la consulta los padres suelen señalar que su hijo no ha dormido bien “nunca” siendo los despertares nocturnos también muy frecuentes. Cuando han existido periodos de normalidad, la llegada de un estimulo externo (enfermedad, mudanzas,familiares) hace que el problema vuelva a aparecer. El empleo de métodos y conductas erróneas conlleva las asociaciones de estímulos inadecuados con lo que se refuerza el problema.

El insomnio por higiene del sueño inadecuado esta asociado a actividades diurnas que necesariamente impiden una adecuada calidad del sueño y mantenerse despierto y alerta durante el día.

El consumo rutinario de chocolate, refrescos de cola, alcohol o cafeína, la realización también de videojuegos, teléfonos móviles, condiciones inapropiadas de luz o ruido pueden ser practicas que impiden una correcta estructuración del sueño.

¿Cuantas horas necesitan dormir los niños?

Un recién nacido duerme un total de 16 horas diarias en 6 u 8 episodios de sueño en 4 horas cada uno, con periodos intercalados de vigilia. Así el recién nacido no respeta la noche despertándose una o varias veces a lo largo de la misma.

Desde el primer mes hasta los 3-6 meses la duración de los despertares nocturnos va disminuyendo y empieza a dormir de manera continua.

En casi un tercio de los niños en edad preescolar persisten estos despertares nocturnos como consecuencia de una consolidación inadecuada del periodo de sueño nocturno.

Entre los dos y cuatro años duermen unas 10 horas por la noche más dos siestas habituales. A partir de los tres años de edad se va disminuyendo la necesidad de dormir durante el día, hasta prácticamente desaparecer antes de los 6 años.

De los cinco a los diez años el sueño alcanza un grado de madurez suficiente como para permitir la comparación con el adulto. Aunque existen importantes variaciones individuales, el número de horas de sueño suele ser 2,5 veces superior al adulto y la proporción de sueño REM es similar a la del adulto.

Pasados los siete años, no es habitual que el niño necesite dormir la siesta. Si ocurre, lo más probable es que por la noche duerma menos de lo que necesita o que padezca de algún problema durante el descanso nocturno.

A partir de la adolescencia, el número de horas de sueño disminuirá hasta un promedio de 7 a 8 horas que podría ser insuficiente ya que produce un incremento de la somnolencia diurna.

Algunas causas conductuales y psicológicas de los problemas de sueños infantiles pueden ser: Malos hábitos y estrés.

Rosa Rodríguez Jaén.Lic en Educación Inicial.
Fuente: Pagina Web: Instituto del Sueño- Madrid

(Leído 15 veces, 1 lecturas hoy)

Escríbenos, tu comentario nos interesa!

  • Estadísticas

  • Visitas

  • Contacto

  • Dirección: Rosa Rodriguez Jaén. Lic en Educación Inicial